Traducción básica

Revisión terminológica Revisamos la adecuación de cada texto

Traducciones profesionales

La revisión de una traducción tiene tanta importancia como la traducción en sí, ya que en ocasiones, el más mínimo cambio puede traer consecuencias nefastas a nuestros textos.

Cualquier texto, ya sea traducido u original, incluye una relación de palabras, frases y expresiones que deben englobarse en las normas gramaticales y sintácticas de un idioma y, en ocasiones, estos criterios no se llevan a cabo como se debería.

Cuando traducimos, como humanos, cometemos errores que serían fáciles de pasar por alto de no contar con las revisiones de lingüistas, pero no solo estas “pasadas por alto” deben mantenernos alerta. Toda traducción que no provenga de un equipo de traductores expertos debe tomarse con reservas; por ello una revisión terminológica evita los ya consabidos problemas con traducciones “express”.

Las revisiones en traducción no solo se encargan de hacer que el texto de llegada sea fidedigno con lo que se quiso transmitir en el de origen, si no que lo haga de una forma fluida, natural, sin errores terminológicos ni gramaticales y con las características que lo conviertan en aquello que se espera de él.

la revisión terminológica es la fase más importante de una traducción

Dentro de las muchas fases que tiene la revisión de una traducción, una de las más importantes es la revisión terminológica.

En una revisión terminológica el objetivo es que las palabras, términos específicos y expresiones sean traducidas sin perder el sentido ni la fluidez del texto original. Los tecnicismos, los dobles sentidos y la ironía son elementos que pueden no ser captados en esencia, lo que hace de la revisión terminológica un aspecto fundamental.

¿Qué se corrige en una revisión de término?

  • Tecnicismos
  • Siglas
  • Sentido
  • Necesidades

Términos técnicos
Cuando se realiza una traducción, los términos o expresiones más técnicas pueden variar de un idioma a otro. A veces caemos en el error de usar términos erróneos pero familiares a base de verlos publicados. Ser conscientes de esta “contaminación” y querer corregirla puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso de tu site.

Siglas, signos de puntuación y matemáticos
Aunque puedan parecer sistemas estandarizados, las siglas, los signos de puntuación y los matemáticos pueden cambiar de un idioma a otro. Sin ir más lejos, y por abordar un tema que podemos calificar de familiar, recordemos que los decimales, en el mundo anglosajón, se expresan con punto, mientras que el resto de culturas utiliza la coma. Por ende, el millar se marca con coma para aquellos de habla inglesa y con punto en casi todo el mundo hispano, con excepción de Méjico.

Sentido de las palabras
En muchas ocasiones una traducción literal puede esconder errores de interpretación o de sentido. Saber adecuar las palabras más idóneas en el idioma de llegada es uno de los objetivos principales de una revisión, ya que, como ya se ha citado, la ironía o los juegos de palabras no funcionan, si aplicamos la literalidad, con igual eficacia en el idioma de destino que en el de origen.

Necesidades de los clientes
El uso de ciertas expresiones, cumplimiento de normas ambiguas o peticiones específicas de los clientes (como por ejemplo siempre usar la palabra cliente o paciente para dirigirse a los receptores de un texto), se tienen en cuenta en la revisión terminológica, por lo que nada quedará fuera en este punto.

¿Qué tener en cuenta al usar la traducción automática?

  • Sinonímia
  • Técnicismos
  • Usos
  • Terminología
  • Calidad
  • SEO

Sinonimias
En muchos idiomas el uso de una palabra depende del contexto. Un caso muy común es el uso de glass(es) (cristal, vaso, gafas), en inglés. Aunque han evoluciona mucho, los traductores automáticos no suelen distinguir este tipo de conceptos y pueden cambiar el sentido de una frase.

Tecnicismos y jergas
Textos muy técnicos o textos literarios plagados de localismos o jergas son un muy mal objetivo para este tipo de traducción.

Uso del lenguaje
Los traductores automáticos no son capaces de detectar usos como la ironía o los dobles sentidos, lo que los hace incapaces de tratar con inteligencia cierto tipo de textos. Igualmente, se desaconsejan para cualquier texto mínimamente creativo porque la traducción automática, aunque sea correcta, no reflejará las adaptaciones que un lingüista puede introducir.

Terminología
Los sistemas de traducción automática producen inconsistencias en el uso de la terminología, ya que toman cada frase de forma individual. Un lingüista procura la consistencia de toda la terminología corporativa y de la especialización del texto.

Calidad.
Hay que tener en cuenta que un traductor automático realiza una versión de traducción en base a sus parámetros, no dejan de ser una traducción pobre que es probable que no encaje con tus necesidades.

SEO
A los motores de búsqueda no les gustan los automatismos. Google penaliza todos los contenidos que tengan trazas de automatismos. Posicionar tus textos puede ser arduo si te decantas por este tipo de traducción. Además, la utilización de términos SEO conlleva un estudio en el idioma correspondiente de las palabras que buscan los usuarios; la traducción automática simplemente traduce literalmente, por lo que conviene hacer una revisión profesional a las traducciones automáticas para alcanzar los objetivos SEO en cada uno de los idiomas.

¿Por qué elegir Nuadda para una revisión terminológica?

20 años de experiencia contrastada
El uso de ciertas expresiones, cumplimiento de normas ambiguas o peticiones específicas de los clientes (como por ejemplo siempre usar la palabra cliente o paciente para dirigirse a los receptores de un texto), se tienen en cuenta en la revisión terminológica, por lo que nada quedará fuera en este punto, al que tanto mimo nos gusta dar en Nuadda.

Proceso integral
No solo somos especialistas en traducción, si no también en revisión de contenidos. Contar con nuestro servicio te proporciona la seguridad de tener todo el proceso de traducción cubierto.

Control de calidad.
Uno de nuestros principales compromisos es cumplir con tus estándares otorgándote el máximo de calidad. Nuestro sistema exhaustivo de control de calidad nos permite garantizarte los mejores resultados.

Disponibilidad y precisión
Las revisiones terminológicas se aplican a todo tipo de traducciones, pero son determinantes en texto técnicos o extensos.

Disponemos de un gran abanico de traductores profesionales, especializados en diversos ámbitos, y de un equipo de control de calidad que dotará a tus traducciones más complejas la fluidez y precisión que necesitas.